Agricultura Familiar y Empoderamiento de las Mujeres

Chía es un pequeño municipio al norte de Bogotá. Aunque como habitante uno se sienta “en el campo”, la ciudad de Bogotá creció hacia el norte y según indican los planes de ordenamiento territorial, tanto los de Bogotá como los de Chía, la ciudad de 8 millones de habitantes ya está alcanzando a incluir Chía dentro de su perímetro urbano.  Bogotá alcanzó a Chía y Chía también se fue urbanizando.

                                       

Dentro de este contexto general, se ha producido una colaboración entre la Alcaldía de Chía, la Corporación Autónoma Regional CAR y los agricultores de Chía, mediante la cual se ha apoyado la práctica de la agricultura limpia, y se ha logrado que una parte significativa del municipio siga manteniendo su vocación agrícola y se defienda del cemento, el hierro y el ladrillo de los conjuntos residenciales.

Esta  práctica de agricultura limpia pareciera estar beneficiando a  las mujeres, dándoles acceso a los subsidios y apoyos dados por la Alcaldía y por la CAR, así como acceso al crédito para comprar los costosos insumos externos.  Para saber qué es lo que está pasando, entrevistamos a dos de las mujeres que dedican su tiempo y energías a la agricultura limpia:

  • Entrevistamos a Adriana Moscoso, creadora de Dhulka, quien ha trabajado en agricultura más de 27 años, y durante los últimos 2 coordina la granja integral y la enseñanza de agricultura en el Colegio Juan del Camino.
  • Entrevistamos a María Constanza Casasbuenas, de Hortiaroma Chiguata. Ella ha hecho acompañamiento de proyectos agrícolas caseros, y ha traducido al español el manual de Agroecología, escrito por Stephane Parmentier, de Oxfam Solidariteit, de Bélgica. Ella es una agricultora urbana.

Con ambas de ellas hemos visto que otro resultado importante de la agricultura familiar ha sido resaltar el papel que juegan las mujeres como transmisoras de saberes y de conocimientos a las nuevas generaciones, sobre la conservación de semillas, la gestión de la biodiversidad en sus propias fincas y comunidades, el mejoramiento de la dieta familiar y la comercialización de excedentes ya sea en Fontanar, o en el parque principal de Chía.

Dentro de la cooperación como la que se ha establecido desde hace ya más de 1 año en Chía, involucrando el sector público, el mercado y los agricultores, podría esperar que los procesos de transición agroecológicos conduzcan automáticamente al empoderamiento de las mujeres al convertirlas en líderes de innovación para el logro de la sostenibilidad.  La verdad que muestran los agro-mercados es que la mayoría de promotores son mujeres

Si observamos cuidadosamente lo que ha ocurrido en los Agro Mercados Saludables o en la facilitación de los mismos desde la Alcaldía o desde la CAR, uno encuentra que la agroecología marca una diferencia espontánea en relación a las desigualdades de género, que son prevalecientes en las cadenas de valor de la agricultura moderna y tradicional.

Han sido dos años de experiencia que han demostrado a Hortiaroma Chiguata y a las demás asociaciones,  que estos resultados  no ocurren automáticamente, sino que requieren de una sistematicidad y de un acuerdo conjunto y coordinado entre todos los actores participantes. Si uno mira con cuidado el reto de la sostenibilidad dentro del contexto de Cambio Climático y de urbanización, concluye sobre la importancia crucial que tiene el trabajo de la CAR. No solamente abren mercados a los productores, sino que orientan a un trabajo integrado con los demás sectores para lograr producción sostenible.

Aunque la agricultura limpia ha permitido aumentar la visibilidad de las mujeres, encontramos que existen pocos estudios que se concentren en el empoderamiento de las mujeres y los informes y artículos generales publicados en este campo hacen poca mención de esta dimensión.

Nuestra propia experiencia nos va planteando varios retos importantes.

  • El primer reto es la sistematización de las experiencias desarrolladas por las mujeres. Ello nos  permitirá entender realmente lo que significan los logros alcanzados y los retos actuales.
  • La participación de las mujeres en grupos mixtos también ha empoderado a las mujeres, aunque requerimos trabajar para aumentar el impacto que como grupo de experiencias logremos ante Chía, ante Bogotá y frente a los productores de comida tradicionales.
  • Cada práctica agrícola familiar comprende la biodiversidad, la conservación del material genético, la posibilidad de reproducción de las semillas y un mejor uso de los recursos locales.
  • Los Agro Mercados Saludables parecieran ser una defensa adecuada para defender la vocación agrícola de la tierra cultivable que aún queda en el municipio, o en los municipios vecinos como Cajicá, Cota, Tabio, Tenjo y Subachoque. Lograremos un nivel de organización asociativo que nos permita defender  la agricultura familiar campesina?

Nuestra experiencia nos muestra que existen proyectos autónomos, capacidad de autogestión, producción sostenible autónoma y una gestión de material que no está genéticamente modificado. Pero aún así, hay un conjunto de variables que toca manejar:

  • La primera es la política pública en el nivel más amplio, que brinde facilitación del contexto y condiciones financieras a la agricultura familiar;
  • La segunda es colocar un freno efectivo a la urbanización de la tierra agrícola, lo cual significa dar un tratamiento diferenciado importante en materia del pago del impuesto predial;
  • Necesitamos mejores precios. Como indica Adriana Moscoso, requerimos que la gente se concientice acerca de la importancia nutricional de la comida saludable, y esté dispuesta a pagar más;

Los trabajos actuales desarrollados por los grupos de investigadores de The World in 2050 han indicado que la comida, la biosfera y el agua son las tres variables a las que deberemos dar atención.  ¿Tendremos la oportunidad de contrarrestar, resistir o retar los procesos de la agricultura industrial?

Advertisements

Right for having a good laugh or a good dance

Trying to see through a foggy landscape – Museo Nacional, 23rd May 2017, written by Constantino Casasbuenas M.

Slide1

I wrote most of this text one year ago, but I decided not to circulate it in the blog without having seen what would happen with the Colombia Peace Process.

We have been to the Museo Nacional several times, and the last two happened one year ago. Both were dedicated to how to start the consolidation of the peace process that is happening in Colombia. We attended the Confiar meeting at the Museo Nacional (National Museum) . The organizers celebrated the “Cuentico llamado Confiar” (“Story about Trusting”), and they launched the video “María Tila Uribe – Entre las Brumas del Tiempo”. (María Tila Uribe – Within the Fog of Time). https://www.youtube.com/watch?v=ymqEb1ezhU0

It was great to be there. Thanks to Pilar and her brother Mauricio (we met them in Tunisia in 1993), we visited Tila (Pilar’s mother) and Francisco (her dad)  several times in their place in Silvania, Cundinamarca. They visited us in our place in Chía, too. Last time, when we visited them in Silvania, she was leading family tango classes and we were able to listen to her Accordion playing. It was real magic because of the music, because of the dance, and also because of the way they connected us to history and reality of our country.

It became a bit strange to start this gathering at the Museo National, at the time when the Confiar Director indicated that “Confiar” (trusting) was a growing rose at the center of a pigsty”. Perhaps he was telling us that  Museo Nacional was the same place where the panóptico(*) (a prison) was built and where the most dangerous people were sent. In 1929, this was the place where Tomás Uribe Márquez (Tila’s dad) was put in stocks – hands and feet – in the dungeon.

In many different ways – through radio, TV, internet, Twitter and Facebook –  we keep listening, every day about the corruption and mistrust that we are living in Colombia during the recent years, and our belief is that this is the pigsty that he was referring to. How to see Maria Tila and Confiar within this context? Following the video title “Within the fog of time”, (we were trying to see through our foggy landscape. It was important to see the video explaining Tila’s life experience.

Very far away in the fog, we were able to identify the bananas massacre (end of 1928). According to Gabriel Garcia Marquez in his “100 Years of Solitude”, this was a massacre of workers for the United Fruit Company. Popular oral histories indicated that the killers threw around 3,000 bodies into the sea.   Tila’s father (Tomás Uribe Marquez) was an important Socialist leader who was put in jail. At that time he was defended by the young lawyer Jorge Eliécer Gaitan, who would be assassinated on the 9th of April 1948. This was the date when Tia and Francisco met. This was the date that opened the 60-year internal conflict in Colombia, which started to end last year when the Peace Agreement between the government of Colombia and FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) was signed in Havana and in Cartagena. The revolutionary army became a legal political party and is now participating in the legal open political process.

With the fog, it happens like with the clouds. Sometimes it is difficult to see through them! Though it was not that easy to see across the fog, in Tila’s presentation we learned about the symbolic wooden trunk that she had kept for several years. A trunk full of work from those people who created the Socialist Party in Colombia with the name of leaders like Maria Cano, Ignacio Torres Giraldo and … many others!  This trunk, filled with Colombian ideals of a fair society became the main reason for Tila to go into jail during 4 years. For several other similar reasons, her sons and daughter would go to prison too.

http://solidaridadydefensa.blogspot.com.co/2014/10/compartimos-el-libro-desde-adentro.html

At a young age, she started to defend human rights, but Tila never imagined that all of this precious work would be called “subversive”. During nights and days, Tila wrote her memories and the analysis of her own experience. One of her full-of-love experience was defending her right for having a good laugh with the people who visited her in prison or with other prisoners. She was writing Colombian history 50 years after it happened, and instead of an unequal and unjust society, she advocated for a peaceful country, defending the common good, giving social meaning to money and wealth. We are at this moment of the fight!

Because of her personal process, we were able to meet her husband Francisco (writing on labor rights and on poetry and literature), and her sons and daughters and cousins working with many expressions of Colombian society in micro and macro solutions. Because of their concrete work when they were young,  they went to prison and to exile, but they continued to advocate for the poorest people in Colombia, always thinking about the dominant role that culture has in any society.  It is now a wonderful experience to listen to Francisco, Mauricio, Esperanza, and Pilar, telling the story about their parents, how they were (and still are!) politically committed, and enjoying music, painting, poetry, and dancing.

After meeting Tila and her family you discover that their lives have been the reincarnation of the socialist ideals moved one century earlier by Tomás Uribe Márquez. When living the present peace process, we could report an impressive amount of positive results for Colombia. You could feel the new environment of respecting people’s rights brought by the peace process. But this is happening at the moment when deep inequality and poverty continue to exist.

The peace process is now at the center of the political process. Are we ready (richer, a few, poorer most of the people) to contain the dominant economic and political contradictions lived everywhere over Colombia? Are we ready to respect options different than ours? These are perhaps the two most pertinent questions that Colombians will have to respond when voting for president on the 27th of May. I hope that Tila’s music with her accordion will help us to inspire and vote well.

Slide2

The panoptic as designed by the Danish architect Thomas Reed

Slide3

                     National Museum since 1948

Panóptico:  According to Wikipedia, “the Panopticon is a type of institutional building and a system of control designed by the English philosopher and social theorist Jeremy Bentham in the late 18th century. The scheme of the design is to allow all (pan-inmates of an institution to be observed (-opticon) by a single watchman without the inmates being able to tell whether or not they are being watched”.

Horno de Leña o “click” eléctrico?

Hace pocas semanas me encontré con Ignacio, a quien llevaba sin ver durante unos 49 años. Ambos terminamos el bachillerato en el Calasanz en 1968 ¡ Él me preguntó a qué me dedicaba yo, y le conté sobre los aprendizajes en agroecología en La Costanza, en Chía, y sobre el horno de leña que estaba construyendo en nuestra casa. “¿Horno de leña?”, fue su primera pregunta.

 

170625 Probando el horno -WA0005

Disfrutando un tintico hecho por la Flaca

 

Yo le conté cómo estos hornos de leña seguían una tradición muy antigua en todo el mundo, y cómo todavía existe una cultura muy desarrollada en Argentina, Italia, España y Estados Unidos. El me respondió que estábamos en el siglo XXI y que él prefería el “click” sencillo para conectarse a la electricidad y cocinar rápidamente pan, pizza o lo que se le ocurriese.

 

 

170624 Candela rápida _090524

La leña produce la brasa y la brasa cocina

 

Aunque suena chévere lo del “click” eléctrico y la velocidad que se gana hoy, me pareció especial  construir un horno similar al que había en las fincas de nuestros abuelos (y que siguen existiendo en todos nuestros pueblos), al que se le puedan incorporar algunos de los elementos de la vida moderna.   Nos lanzamos a construir un horno semi-esférico hecho en ladrillo refractario, que se calentase con leña y que se complementase con gas.

El primer paso, quizás uno de los pasos fundamentales, fue descubrir el sitio perfecto para construirlo, de modo que siendo bello el horno, te permita integrarlo a la parte más estética  del jardín, sin sacrificar sus elementos prácticos de cocinar comida sabrosa.

 

170717 Mireya por debajo de la pérgola

Mireya comienza a disfrutar los resultados

 

Junto con el trabajo del maestro  Mauricio Gálvis (maestro de obra) y con una extensa búsqueda en Google, siguiendo las instrucciones del foro de Forno Bravo, logramos completar el horno en menos de un mes. Hicimos un cuidadoso trabajo de curado del horno y luego de aprender, paso a paso, sobre las particularidades del horno, de su velocidad de calentamiento, las ventajas de instalar gas, los significados de ponerle encima una pérgola, el  embellecimiento con cenefas y  piso, y … cuando ya nos sentimos a gusto, … comenzamos a cocinar!

 

170715 Constanza cocinando

Vamos a cocinar!

 

Primero fueron las almojábanas y los panes artesanales; luego siguió un pollo muy bien adobado. Más tarde fueron  unos 40 perniles, 3 deliciosas pizzas cocinada por mi hermano Javier, panes artesanales usando masa madre regalada por Jenny, unos cocinados con aceitunas, otros con alcaparras, otros con romero y otros con cidrón. Vendimos varios de ellos en el Parque principal de Chía.

 

170715 Albeiro Consuelo y Javier pizza

Consuelo, Javier y Albeiro preparan las primeras pizzas

 

Hemos ido descubriendo algo que ya habíamos aprendido cuando niños en Cahipay, en la casa de los abuelos Luis y María Elisa: hay pocas cosas tan bellas y deliciosas en la vida como sentarse alrededor de un horno caliente, alimentarlo de leña, cocinar unos y otros para todos, conversar, y tomar un buen vino, o un aguardiente, o un café caliente o una rica agua panela, complementada de cuajada o de queso preparado en la casa.  La pregunta final de la etapa en la que vamos era si ponerle nombre o no al horno. Decidimos que sí tenía sentido, y luego de considerar Paz, Fuego, Pasión, Brasa, Candela, Ítaca, Hogar, Lar, Focus y Sapor, decidimos tomar el término del latín Sapor, que significa sabroso.

Aunque son claras las ventajas del “click” eléctrico, descubrimos que el horno de leña es un rico elemento social, que permite conectar varias de las tradiciones más antiguas con elementos de la vida moderna.    Quedó bien o no? Aunque nos parece que quedó bien hecho, será importante seguir las indicaciones de varios de los fabricantes de hornos:

“Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes” – José Ortega y Gasset

“Solo por ahí dentro de un año apreciarás las ventajas de haber comenzado hoy”.

Colombia en Colón – Emisora La Fabulosa

La revista CROMOS del 29 de abril de 1968 fue muy especial. Además de que nos mostró cómo se esperaba la lucha racial en los “USA” (y la influencia comunista), hizo un reportaje “a fondo” sobre la diabetes y penetró en el mundo privado de “Raphael”. Nos contó como Avianca seguía creciendo…

170707 Cromos colombia en Colón _161340

Lo que más me gustó es que esta revista (29 de abril de 1968) fue un regalo que me hizo mi mamá hace tres días. Es una revista que me trajo algunos recuerdos de hace como cincuenta años.

Cromos indica sobre la excelente representación diplomática que tenía Colombia en el puerto más importante de Panamá sobre el mar Caribe. Indicaban cómo mi papá y mi mamá presentaban a “Colombia en Colón” diariamente en la emisora “La Fabulosa”.

170707 Cromos - texto _161434

Viéndolo hoy, este fue un momento curioso de mi vida. Recuerdo y amo tiernamente la música con la que anunciaban el programa, las voces de ellos y los contenidos (hermosos para mí) que eran transmitidos por la radio.

Recuerdo también una frase que era como del sentido común de los panameños por medio de la cual nos llamaban “Colombianos mala tierra” y que posiblemente nació luego del incendio que sufrió Colón durante la Guerra Civil colombiana de 1885, unos 40 años antes de que se construyese el Canal de Panamá.

Teniendo apenas 17 años de edad, para mi esto de las relaciones entre Estados Unidos, Colombia y Panamá era muy extraño, pues Panamá hacía parte de Colombia. No entendía el significado que tenía el que Panamá fuese una provincia importante (conectando Atlántico y Pacífico), pero que se encontraba “lejos” de Colombia, mediante las poblaciones de indígenas cunas y de población negra sobre el Caribe, y del muro infranqueable de las selvas del Darién.

Colón en PanamáEra muy raro pensar que los Estados Unidos estuviesen tan lejos de Panamá, y que también estuviesen interesados en Panamá. Lo que no entendía a mis 17 años era la importancia comercial y geográfica que Panamá representaba para el mundo, y que ése punto sí era claro para que los Estados Unidos pudiesen invertir con barcos de guerra y con poco dinero en un factor estratégico del comercio internacional. Estados Unidos liberó a Panamá de Colombia y construyó el Canal de Panamá.

En Colón, desde una ventana de nuestra casa podíamos ver los barcos que entraban y salían del canal, al tiempo que escuchábamos “Colombia en Colón”.

 

 

 

Blanco es y Gallina lo Pone, qué es?

“Blanco es, gallina lo pone y … frito se come; qué es?”   Este es el dicho popular utilizado cuando uno tiene una adivinanza o un problema cuya solución es obvia. Aunque he sabido este dicho desde cuando era un niño, nunca me había imaginado cómo era la vida de las gallinas, o la de gallo y mucho menos cuando deciden (porque ellas son las que deciden!) que quieren tener pollitos. Todo esto lo he ido aprendiendo durante  el último medio año!

161213-huevos-campesinos-_111832_resized

Hace 177 días trajimos un gallo, tres gallinas y un pollo a La Costanza. Fue cuando comenzamos a aprender de ellos. Muy pronto descubriríamos que las gallinas no necesitaban el gallinero que “habíamos construido (Marcolino y Milton lo construyeron!) para que quedasen encerradas”. A las cuatro de la tarde de cualquier día, ellas entraban al gallinero y descansaban.

La primera tensión real  surgió cuando buscando gusanitos y lombrices, las gallinas desenterraron dos de las plantas de calabacín que había sembrado. La lucha siguió con las astromelias, con las remolachas, con las lechugas y con la rúgula. Nos dimos cuenta que si no cercábamos la huerta, tendríamos que encerrar las gallinas y nuestro punto de partida es que ellas fuesen libres.  Pero también aprendimos que todos los suelos se fertilizaron y comenzamos a producir compost de mejor calidad.

170522 Gallo gallinas y pollos en el campo_161035

Mientras construimos la cerca para proteger las lechugas y todas las demás plantas, fuimos aprendiendo sobre las gallinas y sus hábitos sociales. Fue muy interesante ver cómo exploraron muy tranquilamente la totalidad del terreno, y esto fue clave para poner huevos donde ellas consideraron mejor. Casi que desde que llegaron, comenzamos a tener de a 3 huevos criollos cada día y pudimos repartirlos entre nosotros, Doralba y Orlando.  Ha llovido montones y hemos aprendido que “aunque llueva a mares, el gallo no deja sus cantares”.  Aunque ya nos familiarizamos con su canto, a veces arranca como a las 3 o a las 4 de la mañana!

 Ahí tiene la gallina los ojos, donde tiene los huevos y los pollos

En el día No. 44 desde su llegada, una de las gallinas quedó culeca, comenzó a agrupar los huevos de ella (y nosotros adicionamos los de las otras dos gallinas) y ella quedó empollando 11 huevos. Entendimos entonces que “el que no arriesga un huevo, no saca un pollo”. Sucede con las gallinas y … con todo en la vida.

170520 Otra gallina - segunda camada _090538

Fue muy impresionante ver cómo ella se quedó totalmente quieta durante las siguientes 3 semanas, hasta que comenzaron a romper las cáscaras los pollitos.  En el día 67 nació el primer pollo en La Costanza y luego otros 7. Se quedó quieta, calentando y cuidando a sus pollitos por otras 3 semanas. Son 6 semanas de retiro total, después de las cuales el grupo sale a conocer su territorio. Hoy todos se suben a los árboles y son pollos grandes, listos para ser sudados, fritos o vendidos al mejor comprador.

170522 Gallinas en las feijoas _160802

En el día 152 la segunda gallina comenzó a calentar 15 huevos (cuando se considera que 11 ya son bastantes!) y en el día 174 nacieron 9 pollos y sigue calentando los otros 6!

Así pues que en menos de 6 meses tenemos gallo, 3 gallinas, 6 pollos grandes y unos 9 pollitos! Ahora comenzamos a descubrir la verdad del dicho anónimo de que “Doce gallinas y un gallo comen tanto como un caballo.

Lechugas hidropónicas verticales

Fué fantástico conocer la experiencia que ha desarrollado Richard Ovalle en la vereda de Fagua, en Chía. Conocimos a este ingeniero mecánico por medio de Gladys Serna, desde la UMATA, Secretaría de Desarrollo Económico. Toda la instalación se encuentra a pocos metros de donde tiene su huerta casera Adela Cifuentes y su familia, socia de HortiAroma Chiguata.

170225-lechugas-distinta-edad_092529_resized

Durante los últimos 8 meses Richard se puso a la tarea de montar el prototipo del invernadero que está en la foto, y ha puesto en operación permanente dos de los 5 ramales productivos, que ya están produciendo lechugas de diferentes edades. Cada ramal produce unas 500 lechugas y el invernadero hecho en PVC y polietileno tiene capacidad para cinco ramales.

170225-invernadero-desde-afuera-_092540_resized

Desarrollar la instalación presentó numerosos problemas. Unos de los que logré captar en la conversación fue seleccionar el tamaño adecuado de la instalación. Esta es una instalación grande, productiva y de bellos colores. Un segundo problema tuvo que ver con las elevadas temperaturas, que llevaron a desarrollar las ventanas que se muestran en la foto.

170225-y-sistema-de-agua_090133_resized

Otro problema fue la instalación hidráulica, de manera que el cultivo vertical tenga un suministro de agua y alimento permanente. Es fabuloso ver el sistema hidráulico que distribuye agua cada 8 minutos, que es alimentado mediante la torre vertical (ver foto), y que es dosificado mediante una “caja electrónica” diseñada junto con el hermano de Richard. La caja tiene la capacidad de tomar energía de la red eléctrica de Chía, o del panel solar (mediante el uso de un inversor 12VC/110 VAC) que está instalado encima del pequeño taller que han desarrollado.

Una vez alimentadas las lechugas, el líquido rebosa y cae al piso, donde es reunido por una red subterránea, que reune el agua en un tanque, listo a alimentar el siguiente bombeo. La “caja electrónica” tiene capacidad de transmitir mensajes de texto, indicando las etapas que se encuentran operando.

Es sensacional ver cómo Richard y su hermano lograron desarrollar un sistema productivo adecuado para un medio urbano, que tiene la capacidad de tomar energía solar (o la de la red) para mover el circuito de aguas lluvias y desarrollar permanentemente unas 2,500 lechugas.

Nuestras felicitaciones van para Richard y su hermano. Necesitamos ahora ser capaces de replicar el modelo, de ensayar otros vegetales y, obviamente, de lograr buenos mercados de comida de buena calidad !

Ocetá: caminando en Iza y en Monguí

 

Escribo estas líneas en un café, ubicado a pocos metros de la esquina de las ranas, en Monguí, uno de los pueblos más bellos de Colombia.

170125-las-ranas

Llegamos la Flaca y yo al Hotel Termales del Batán, cerca de Iza, Boyacá, por puro chiripazo. El plan original era llegar con mi mamá y con Juan en diciembre pasado, pero ella se quebró la cabeza del fémur, y la única manera de no perder la consignación inicial era venir ahora. El hotel fue sugerido por Chelo, ya que ella conocía a su dueña, de apellido Castro, seguramente compañera de sus tiempos de joven en Sogamoso. Nuestro viaje fue también un volver a las muchas visitas que hicimos hace años a Javier y a Consuelo y a la familia de los Buchones.

170125-puerta-de-la-historia

Cuadramos todo y aquí llegamos luego de un viaje de unas tres horas desde Chía. Excelente autopista.  Luego de registrarnos, le dimos vuelta a los terrenos del hotel y nos encontramos con un sitio muy bello, construido a menos de 3 kilómetros de Iza, con buenas instalaciones y con tres piscinas de baños termales. Un lugar bien hecho y sin muchos artificios. Libre de ruido y de propaganda. Con atención buena y amable. Nuestro cuarto, muy sabroso y con cama king. La más grande y cómoda en la que he dormido!

170125-piscinas-el-batan

El baño en la piscina fue muy sabroso. Alguna gente – toda de la región – bañándose y muy amables, conversadores. Algunos llegaron caminando, luego de recorrer las parcelas de pequeñas fincas y de pequeña agricultura que llenan la región. Luego del baño y debidamente apertrechados de buenos zapatos y pantalones nos metimos por un par de potreros enmontados, para poder ver de cerca, por los lados y por debajo, dos bellos árboles – uno un eucalipto, el otro un pino – cubiertos de largas barbas que los hacen parecer árboles centenarios. Fue hermosísimo.

170124-dos-arboles   170124-maria-c-frente-a-los-arboles

Al regresar decidimos recorrer un camino cercano al hotel. Lentamente comenzamos a subir la montaña, y fue absolutamente delicioso disfrutar los paisajes de suaves montañas en todas las direcciones y los aromas de las yerbas y las matas que el viento animaba. Podíamos escuchar el viento y su suave fricción con las hojas de los árboles. Podíamos ver la algarabía que armaban los pájaros. Casi no encontramos a nadie. Primero fue un señor, quien trabajaba en el campo, y luego una señora que caminaba, acompañada de dos perros  muy amistosos que ladraban como fieras.  Subimos y subimos por unos 30 minutos y luego regresamos.

El segundo día lo dedicamos a Monguí, pueblo que se ubica como a 3,000 mts sobre el nivel del mar. Dos planes diferentes y en paralelo: mientras que la Flaca sube al páramo de Ocetá, uno de los más bellos del mundo, junto con Emigdio, el guía, yo me dedicaré a recorrer Monguí. Hace un rato los llevé en carro al inicio de la subida, y realmente la vaina inicia como a 3,300 m.s.n.m. y subirán hasta los 4,000. Yo podría hacerlo si viviese a 3,300 y si hubiese practicado, pero si lo tratase de hacer hoy, simplemente forzaría el corazón a niveles impensables. Caminaré en Monguí!

170125-frailejones   170125-un-frailejon

Mi primer trayecto lo hice por la plaza. Me senté en una cafetería, tomé masato y un pastel. Luego fui descubriendo unas siete fábricas de balones de fútbol. Todos hechos en Monguí, y de consumo nacional y extranjero. De todos los tamaños, diseños y colores. Luego pude ver un hotel que solamente atendía a sus clientes. Luego llegué a otra cafetería que vendía masato de quinua, y al lado hay dos oficinas de turismo, concentradas en el Páramo de Ocetá. Pasé luego por la esquina de las ranas, que te muestra un culto hacia la naturaleza y lo indígena, y finalmente, llegué al único café internet del pueblo, que estaba cerrado a las 10 de la mañana. Intenté entrar a la Basílica, pero también estaba cerrada.

170125-puente-de-calicanto

Siguiendo las recomendaciones de Emigdio caminé hacia el puente de Calicanto. Este fue un descubrimiento muy bello. Sale uno de la plaza hacia el puente y va regresando lentamente en el tiempo, hasta el año 1600, cuando los españoles organizaron el trabajo de los indígenas para construir el puente que permitió traer las piedras, desde la punta de ???? para construir la basílica. Cuando llegué al puente, un grupo de mulas lo estaban cruzando, campesinos y señoras.  En el extremo más lejano, un bello hotel, que en algún tiempo fue un molino de grano movido por una rueda Pelton.

Hacia las 3 de la tarde subí por Constanza y escuché sus historias sobre la visita al páramo y el contacto con una de las expresiones de la naturaleza que no ha sido tocada.

170125-maria-c-entre-rocas-y-flores   170124-maria-entre-la-niebla

Encontrar los bosques de frailejones, las estructuras de piedra, la bella neblina que escondió parte de lo que había que ver.

170126-silver-line

Cuando regresamos a Iza pudimos sentir el larguísimo paso por Sogamoso. Una ciudad muy distinta a la que visitábamos en tiempo de los Buchones, o cuando íbamos a visitar a Javier y Consuelo en Belencito. Pero sigue siendo la capital de la provincia de Sugamuxi (que es un apelativo poderoso) y una fuerte conexión con la cosmogonía Chibcha. Sogamoso era asiento de las tribus indígenas desde antes de la llegada de los españoles.

La ciudad sigue creciendo. Aunque de una manera ordenada, no hay un urbanismo que le dé prioridad ni a la bicicleta ni al peatón. Sin embargo, lo que uno percibe refleja una fuerte actividad económica en los minerales, la energía, el turismo, el comercio inter-regional y su fuerte relación con los llanos, y bueno, la industria siderúrgica, que se sigue desarrollando.   Sigue siendo la ciudad del sol y del acero.