Horno de Leña o “click” eléctrico?

Hace pocas semanas me encontré con Ignacio, a quien llevaba sin ver durante unos 49 años. Ambos terminamos el bachillerato en el Calasanz en 1968 ¡ Él me preguntó a qué me dedicaba yo, y le conté sobre los aprendizajes en agroecología en La Costanza, en Chía, y sobre el horno de leña que estaba construyendo en nuestra casa. “¿Horno de leña?”, fue su primera pregunta.

 

170625 Probando el horno -WA0005

Disfrutando un tintico hecho por la Flaca

 

Yo le conté cómo estos hornos de leña seguían una tradición muy antigua en todo el mundo, y cómo todavía existe una cultura muy desarrollada en Argentina, Italia, España y Estados Unidos. El me respondió que estábamos en el siglo XXI y que él prefería el “click” sencillo para conectarse a la electricidad y cocinar rápidamente pan, pizza o lo que se le ocurriese.

 

 

170624 Candela rápida _090524

La leña produce la brasa y la brasa cocina

 

Aunque suena chévere lo del “click” eléctrico y la velocidad que se gana hoy, me pareció especial  construir un horno similar al que había en las fincas de nuestros abuelos (y que siguen existiendo en todos nuestros pueblos), al que se le puedan incorporar algunos de los elementos de la vida moderna.   Nos lanzamos a construir un horno semi-esférico hecho en ladrillo refractario, que se calentase con leña y que se complementase con gas.

El primer paso, quizás uno de los pasos fundamentales, fue descubrir el sitio perfecto para construirlo, de modo que siendo bello el horno, te permita integrarlo a la parte más estética  del jardín, sin sacrificar sus elementos prácticos de cocinar comida sabrosa.

 

170717 Mireya por debajo de la pérgola

Mireya comienza a disfrutar los resultados

 

Junto con el trabajo del maestro  Mauricio Gálvis (maestro de obra) y con una extensa búsqueda en Google, siguiendo las instrucciones del foro de Forno Bravo, logramos completar el horno en menos de un mes. Hicimos un cuidadoso trabajo de curado del horno y luego de aprender, paso a paso, sobre las particularidades del horno, de su velocidad de calentamiento, las ventajas de instalar gas, los significados de ponerle encima una pérgola, el  embellecimiento con cenefas y  piso, y … cuando ya nos sentimos a gusto, … comenzamos a cocinar!

 

170715 Constanza cocinando

Vamos a cocinar!

 

Primero fueron las almojábanas y los panes artesanales; luego siguió un pollo muy bien adobado. Más tarde fueron  unos 40 perniles, 3 deliciosas pizzas cocinada por mi hermano Javier, panes artesanales usando masa madre regalada por Jenny, unos cocinados con aceitunas, otros con alcaparras, otros con romero y otros con cidrón. Vendimos varios de ellos en el Parque principal de Chía.

 

170715 Albeiro Consuelo y Javier pizza

Consuelo, Javier y Albeiro preparan las primeras pizzas

 

Hemos ido descubriendo algo que ya habíamos aprendido cuando niños en Cahipay, en la casa de los abuelos Luis y María Elisa: hay pocas cosas tan bellas y deliciosas en la vida como sentarse alrededor de un horno caliente, alimentarlo de leña, cocinar unos y otros para todos, conversar, y tomar un buen vino, o un aguardiente, o un café caliente o una rica agua panela, complementada de cuajada o de queso preparado en la casa.  La pregunta final de la etapa en la que vamos era si ponerle nombre o no al horno. Decidimos que sí tenía sentido, y luego de considerar Paz, Fuego, Pasión, Brasa, Candela, Ítaca, Hogar, Lar, Focus y Sapor, decidimos tomar el término del latín Sapor, que significa sabroso.

Aunque son claras las ventajas del “click” eléctrico, descubrimos que el horno de leña es un rico elemento social, que permite conectar varias de las tradiciones más antiguas con elementos de la vida moderna.    Quedó bien o no? Aunque nos parece que quedó bien hecho, será importante seguir las indicaciones de varios de los fabricantes de hornos:

“Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes” – José Ortega y Gasset

“Solo por ahí dentro de un año apreciarás las ventajas de haber comenzado hoy”.

Advertisements

Blanco es y Gallina lo Pone, qué es?

“Blanco es, gallina lo pone y … frito se come; qué es?”   Este es el dicho popular utilizado cuando uno tiene una adivinanza o un problema cuya solución es obvia. Aunque he sabido este dicho desde cuando era un niño, nunca me había imaginado cómo era la vida de las gallinas, o la de gallo y mucho menos cuando deciden (porque ellas son las que deciden!) que quieren tener pollitos. Todo esto lo he ido aprendiendo durante  el último medio año!

161213-huevos-campesinos-_111832_resized

Hace 177 días trajimos un gallo, tres gallinas y un pollo a La Costanza. Fue cuando comenzamos a aprender de ellos. Muy pronto descubriríamos que las gallinas no necesitaban el gallinero que “habíamos construido (Marcolino y Milton lo construyeron!) para que quedasen encerradas”. A las cuatro de la tarde de cualquier día, ellas entraban al gallinero y descansaban.

La primera tensión real  surgió cuando buscando gusanitos y lombrices, las gallinas desenterraron dos de las plantas de calabacín que había sembrado. La lucha siguió con las astromelias, con las remolachas, con las lechugas y con la rúgula. Nos dimos cuenta que si no cercábamos la huerta, tendríamos que encerrar las gallinas y nuestro punto de partida es que ellas fuesen libres.  Pero también aprendimos que todos los suelos se fertilizaron y comenzamos a producir compost de mejor calidad.

170522 Gallo gallinas y pollos en el campo_161035

Mientras construimos la cerca para proteger las lechugas y todas las demás plantas, fuimos aprendiendo sobre las gallinas y sus hábitos sociales. Fue muy interesante ver cómo exploraron muy tranquilamente la totalidad del terreno, y esto fue clave para poner huevos donde ellas consideraron mejor. Casi que desde que llegaron, comenzamos a tener de a 3 huevos criollos cada día y pudimos repartirlos entre nosotros, Doralba y Orlando.  Ha llovido montones y hemos aprendido que “aunque llueva a mares, el gallo no deja sus cantares”.  Aunque ya nos familiarizamos con su canto, a veces arranca como a las 3 o a las 4 de la mañana!

 Ahí tiene la gallina los ojos, donde tiene los huevos y los pollos

En el día No. 44 desde su llegada, una de las gallinas quedó culeca, comenzó a agrupar los huevos de ella (y nosotros adicionamos los de las otras dos gallinas) y ella quedó empollando 11 huevos. Entendimos entonces que “el que no arriesga un huevo, no saca un pollo”. Sucede con las gallinas y … con todo en la vida.

170520 Otra gallina - segunda camada _090538

Fue muy impresionante ver cómo ella se quedó totalmente quieta durante las siguientes 3 semanas, hasta que comenzaron a romper las cáscaras los pollitos.  En el día 67 nació el primer pollo en La Costanza y luego otros 7. Se quedó quieta, calentando y cuidando a sus pollitos por otras 3 semanas. Son 6 semanas de retiro total, después de las cuales el grupo sale a conocer su territorio. Hoy todos se suben a los árboles y son pollos grandes, listos para ser sudados, fritos o vendidos al mejor comprador.

170522 Gallinas en las feijoas _160802

En el día 152 la segunda gallina comenzó a calentar 15 huevos (cuando se considera que 11 ya son bastantes!) y en el día 174 nacieron 9 pollos y sigue calentando los otros 6!

Así pues que en menos de 6 meses tenemos gallo, 3 gallinas, 6 pollos grandes y unos 9 pollitos! Ahora comenzamos a descubrir la verdad del dicho anónimo de que “Doce gallinas y un gallo comen tanto como un caballo.

Agroecología – Chía compra Chía

Cuando terminé de estudiar ingeniería mecánica en 1976, jamás me imaginé – ni nadie pudo pensar – que 40 años después estaría vendiendo verduras en la plaza! Fueron muchos y muy bellos los caminos para llegar a ése estreno del próximo domingo, cuando seré vendedor para Horti-Aroma Chiguata en la plaza de Chía.

161030-puesto-en-plaza

En la Asociación somos veinte familias que estamos dedicados a producir hortalizas limpias dentro del campo de la agroecología. Nos hemos asociado con Asobiosanos (vecinos de aquí del Sector Juntas de la Vereda La Balsa), con ASOPACUN (especies menores), con Aromáticas y con la Asociación de Desplazados del Huila que viven en Chía, y en la plaza representaremos una expresión de la agroecología.

161030-hortiaroma-logo

Hemos obtenido de la alcaldía un precioso local en el cual comenzaremos a interactuar con los clientes de la plaza, para mostrarles la importancia de la producción orgánica. Entre todos acreditaremos nuestra marca “Chía compra Chía”.

Desde La Costanza aportaremos uchuvas, curubas, acelgas y una que otra yerbita. Los otros compañeros de Chiguata aportarán rúgula, espinacas, remolacha, maíz y lechugas. Otros vecinos traerán arroz (desde el Tolima) y berenjenas encurtidas.

151016-una-mata-cargada-con-cientos-de-uchuvas

Si el sábado estoy inspirado, amasaré pan!