Horno de Leña o “click” eléctrico?

Hace pocas semanas me encontré con Ignacio, a quien llevaba sin ver durante unos 49 años. Ambos terminamos el bachillerato en el Calasanz en 1968 ¡ Él me preguntó a qué me dedicaba yo, y le conté sobre los aprendizajes en agroecología en La Costanza, en Chía, y sobre el horno de leña que estaba construyendo en nuestra casa. “¿Horno de leña?”, fue su primera pregunta.

 

170625 Probando el horno -WA0005

Disfrutando un tintico hecho por la Flaca

 

Yo le conté cómo estos hornos de leña seguían una tradición muy antigua en todo el mundo, y cómo todavía existe una cultura muy desarrollada en Argentina, Italia, España y Estados Unidos. El me respondió que estábamos en el siglo XXI y que él prefería el “click” sencillo para conectarse a la electricidad y cocinar rápidamente pan, pizza o lo que se le ocurriese.

 

 

170624 Candela rápida _090524

La leña produce la brasa y la brasa cocina

 

Aunque suena chévere lo del “click” eléctrico y la velocidad que se gana hoy, me pareció especial  construir un horno similar al que había en las fincas de nuestros abuelos (y que siguen existiendo en todos nuestros pueblos), al que se le puedan incorporar algunos de los elementos de la vida moderna.   Nos lanzamos a construir un horno semi-esférico hecho en ladrillo refractario, que se calentase con leña y que se complementase con gas.

El primer paso, quizás uno de los pasos fundamentales, fue descubrir el sitio perfecto para construirlo, de modo que siendo bello el horno, te permita integrarlo a la parte más estética  del jardín, sin sacrificar sus elementos prácticos de cocinar comida sabrosa.

 

170717 Mireya por debajo de la pérgola

Mireya comienza a disfrutar los resultados

 

Junto con el trabajo del maestro  Mauricio Gálvis (maestro de obra) y con una extensa búsqueda en Google, siguiendo las instrucciones del foro de Forno Bravo, logramos completar el horno en menos de un mes. Hicimos un cuidadoso trabajo de curado del horno y luego de aprender, paso a paso, sobre las particularidades del horno, de su velocidad de calentamiento, las ventajas de instalar gas, los significados de ponerle encima una pérgola, el  embellecimiento con cenefas y  piso, y … cuando ya nos sentimos a gusto, … comenzamos a cocinar!

 

170715 Constanza cocinando

Vamos a cocinar!

 

Primero fueron las almojábanas y los panes artesanales; luego siguió un pollo muy bien adobado. Más tarde fueron  unos 40 perniles, 3 deliciosas pizzas cocinada por mi hermano Javier, panes artesanales usando masa madre regalada por Jenny, unos cocinados con aceitunas, otros con alcaparras, otros con romero y otros con cidrón. Vendimos varios de ellos en el Parque principal de Chía.

 

170715 Albeiro Consuelo y Javier pizza

Consuelo, Javier y Albeiro preparan las primeras pizzas

 

Hemos ido descubriendo algo que ya habíamos aprendido cuando niños en Cahipay, en la casa de los abuelos Luis y María Elisa: hay pocas cosas tan bellas y deliciosas en la vida como sentarse alrededor de un horno caliente, alimentarlo de leña, cocinar unos y otros para todos, conversar, y tomar un buen vino, o un aguardiente, o un café caliente o una rica agua panela, complementada de cuajada o de queso preparado en la casa.  La pregunta final de la etapa en la que vamos era si ponerle nombre o no al horno. Decidimos que sí tenía sentido, y luego de considerar Paz, Fuego, Pasión, Brasa, Candela, Ítaca, Hogar, Lar, Focus y Sapor, decidimos tomar el término del latín Sapor, que significa sabroso.

Aunque son claras las ventajas del “click” eléctrico, descubrimos que el horno de leña es un rico elemento social, que permite conectar varias de las tradiciones más antiguas con elementos de la vida moderna.    Quedó bien o no? Aunque nos parece que quedó bien hecho, será importante seguir las indicaciones de varios de los fabricantes de hornos:

“Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes” – José Ortega y Gasset

“Solo por ahí dentro de un año apreciarás las ventajas de haber comenzado hoy”.

SIT FINIS LIBRI, NON FINIS QUAERENDI

Thomas Merton (1915 – 1968) – “The Seven Story Mountain”, An Autobiography of Faith, A Harvest Book, Fiftieth Anniversary Edition, 1948, 1999

Virgen

Ochun is syncretized with la Virgen de la Caridad del Cobre, who is the Patroness of Cuba.  On September 8,  Cubans show their devotion to Ochún by dressing in yellow, putting sunflowers and special treats like honey and pumpkins on her altar, lighting candles and, if possible, holding a tambor (drumming ceremony) or violín (classical music played by a solo violin or a small string orchestra) in her honor.  One reason Ochun and La Caridad del Cobre were syncretized in Cuba is that both are traditionally represented as women of mixed race, thereby thought to symbolize the Cuban people.  

During the1980s or so, I have read Merton’s “No Man is an Island”, and I got no idea about who he was. I loved that book, but I never tried to know anything else about him and / or about his work during the last 40 years.

It has been recently, when we resumed our regular sessions on meditation, that I started the timing of the sessions and I got into an app, where you can contact several meditation sessions, being Thomas Merton’s one of them. I started to read comments from other people meditating anywhere in the world and I found interesting that he was an important symbol within this tradition.

The Seven Storey Mountain has been interesting, in order to see which was his years of life and how he converted into Catholicism and decided to become a priest, at the end of 1939.

It was good to read about his family life, the relations with his dad (artist) and with his grandparents. His many types of “travels”: to London, to the USA, to Cuba, but also about his political incursions into communism and into the lack of any belief too. This writing is a masterpiece on how it describes his becoming a priest.

I loved the chapter about his visit to Cuba (before the Revolution) and how he looks for the Virgen de la Caridad del Cobre (black virgin) and the poem that he writes about girls:

“The white girls lift their heads like trees, The black girls go   Reflected like flamingoes in the street.   The white girls sing as shrill as water,  The black girls talk as quiet as clay. The white girls open their arms like clouds, The black girls close their eyes like wings: Angels bow down like bells,  Angels look up like toys, Because the heavenly stars  Stand in a ring:  And all the pieces of the mosaic, earth,  Get up and flyaway like birds.”

The last half of the book is outstanding. I loved the way he combines his conversation with Christ, with the daily chores. The contrast that he establishes between contemplation and action in the normal daily life of anyone anywhere, keeping priority properly.

SIT FINIS LIBRI, NON FINIS QUAERENDI
Here ends the book, but not the quest.

 

 

Leonor Morales Marín

Ya viene en camino y en cualquier momento aterrizará en Bogotá el libro “Leonor Morales Marín, Notas para los nietos y los bisnietos”.

Slide1

Mi mamá nació en Ibagué el 23 de enero de 1929. Hija de Víctor Morales y Rosa Marín, se graduó como delineante de Arquitectura e Ingeniería. Se casó en 1950 en Bogotá con Constantino Casasbuenas Luque (Cutín) y tuvo 4 hijos,  Juan Manuel, Hernán Mauricio, Javier Leonardo y Constantino.  Cuando niña vivió en Ibagué, Cajamarca, Bogotá, Puerto Obaldía (selva del Darién), Colón (Caribe panameño), Panamá, San Francisco (California y La Paz (Bolivia).

El libro tiene 3 partes: en la primera cuenta sus primeros 18 años; en la segunda aborda 3 temas claves de su vida: la política, la religión y el zen, y sus apreciaciones sobre Cutín, su esposo. En la tercera parte describe su ascenso por 7 volcanes nevados y termina con un haiku aprendido en el colegio.

El libro está dedicado a sus nietos Alexandra, Leonardo, Paola, Mateo, Diana Carolina, Laura, Pablo y Juan David, y a sus bisnietos Lucas, Martina, Valeria, Jacobo, Danilo y Ernesto Pablo

Ya lo están vendiendo on-line mediante el siguiente link: